Mariadeflor

Sunday, April 16, 2006

¡AY!


¡Ay! del cielo
que rompe su sandía
y siembra la noche
de pepas brillantes.

¡Ay! de la tierra
que de su barriga brotan
generosas las vides
y los minerales.

¡Ay! del mar
que pinta de colores
las rocas marinas
y les pone aletas y escamas
de pedrería.

Y ¡ay! de mi corazón
que es alondra solitaria
y langosta voraz
del tiempo.

Maríadeflor

0 Comments:

Post a Comment

<< Home