Mariadeflor

Sunday, April 16, 2006

CREI.



Creí que la felicidad era vino
que se tomaba en cualquier bota,
y me pisoteé la cara.

Creí que podría atrapar los sueños
en una red de hilos de seda,
y se los comieron los gusanos.

Y creí que si le daba mi amor a un árbol
me gloriaría de sus brotes,
pero era viejo y lo tiró el viento.

Ahora no creo en nada.

Tampoco en lo que escribo.

Maríadeflor

1 Comments:

  • At 3:30 PM, Blogger LIBIDO EN EL MAR said…

    muy lindo tu poema, nostalgico pero hermoso, me agrado mucho.

    Felicitaciones Mariadeflor.

    Saludos.

    Yesenip.

     

Post a Comment

<< Home