Mariadeflor

Wednesday, May 17, 2006

NADA


Al hombre que amaba,
yo le escribía cartas
con frases escarlatas
que el papel encendían,
y él no decia nada.

Yo le hacía versos
con retazos de florestas,
pespuntes de luna
y reflejos de luceros bajo el agua,
pero él, no decía nada.

Yo le hacía regalos
en papeles hilados
en el huzo de mis lágrimas,
pero él, nunca decía nada.

Por sentir mi amor despreciado
lo barrí de mi alma,
y me alejé de él
sin decir nada.

Imitando a la parra
dejé que el dolor me podara,
pero ella espera renacer en primavera,
y yo, no espero nada.


Maríadeflor

0 Comments:

Post a Comment

<< Home