Mariadeflor

Saturday, May 20, 2006

UN CUENTO AL REVES


Para que no te duermas,
voy a contarte
un cuento al revés.

Imagina una doncella:
agraciada, algo inculta,
de ojos pardos y cabellos oscuros,
cuya única fortuna
era un jardín colorido y feliz.

Un día llegó un caminante
que decía ser hijo de un gran rey;
no tenía corcel blanco,
ni riquezas a la vista,
pero tenía un tesoro en sus labios
de donde manaba el verbo
bañado en la frases más dulces
jamás imaginables.

Serás mi princesa, le dijo,
y con una varita de hielo
la encantó sin remedio.
Mas, cuando la vio enamorada,
desapareció en silencio.

La que iba a ser princesa se hizo bruja,
y el jardín se volvió bosque negro.


Maríadeflor



0 Comments:

Post a Comment

<< Home