Mariadeflor

Sunday, July 02, 2006

MIS POEMAS: COLINAS NIVEAS.


Enmudecieron de vergüenza
las nevadas cumbres de Los Andes,
cuando él le descubrió sus pechos.
Jamás hubo colinas tan firmes y bellas
que montañista alguno no quisiera
escalar con sus labios.
Trepó hasta la cúspide para alcanzar
el bonete rosa de guayaba madura,
disfrazado de pezón.
Probar la dulce y generosa fruta
y caer por la pendiente de sus caderas,
fue un acto simultáneo.
Lo que vino después no fue la muerte,
sino la agonía del placer.
Él..., hubiese muerto con gusto.
Maríadeflor

0 Comments:

Post a Comment

<< Home